viernes, 11 de mayo de 2007

Se puede ser muy grande siendo muy pequeño

Cuando apelamos a una remontada solemos caer en la fanfarronería y en el discurso fácil, muchas veces ni nosotros somos capaces de creer en nuestra propia palabra, pero como la vida sale adelante a golpes de ilusión, nos excitan tanto los retos que a menudo somos capaces de saltarnos el presente en nuestro deseo por alcanzar el futuro.

Todo eso es lo que le ocurrió ayer a toda la ciudad de Getafe. Entregada a su equipo de fútbol, fue capaz de alimentar un reto y desafiar a la lógica del talento desgarrando el aire con sus gargantas y asomando hacia el cielo el fleco de sus bufandas. Pero el equipo de fútbol fue más allá de las expectativas, desde el principio y en sus intenciones fue mucho más sensato que la multitud, pero también mucho más mordaz. "No hemos venido aquí a hacer milagros", parecieron decir. "Hemos venido a jugar al fútbol".


Salió el Getafe desde el inicio con cuatro centrocampistas. "Un insensato este Schuster", dirían algunos. "¿Cómo quiere remontar así?". Muy fácil. Se trataba de ejecutar un plan primordial para cumplir con éxito la misión de ganar al Barça: quitarle el balón. A raíz de ahí, si se hacían bien las cosas, podría ocurrir cualquier cosa, si llegaba un gol se iría a por el segundo y así sucesivamente.


No tardó mucho la grada en concienciarse con el milagro; no se había disputado un minuto del partido y Güiza ya encaraba a Jorquera con la mirada puesta en el arco, pero como la noche aún deparaba más emoción que goles, no quiso el delantero del Getafe poner de acuerdo a su cerebro con sus pies y la ocasión se quedó en un intento de regate.

El Barça, con sus mejores hombres en el campo, intentaba meterse en la película con algún intento de manoseo, pero cada una de sus intenciones no eran más que fuegos de artificio. Estaba claro que el papel protagonista en la obra de ayer estaba destinado a los hombres vestidos de azul.

Desde el centro, Celestini, Vivar y Casquero, maniataban a Xavi e Iniesta y fabricaban un fútbol sencillo pero preciso. Con sus dos conductores fuera de circulación, el Barça estaba sin corriente porque Edmilson, el tercer centrocampista, se encargaba de maniatarse a sí mismo. Por arriba, Güiza y Maris, intentaban desquebrajar la defensa azulgrana con constantes movimientos sin balón; el jerezano se desmarcaba desde fuera hacia adentro y construía un carril de aceleración para los laterales, y el letón lo hacía desde dentro hacia afuera suponiendo un soplido de alivio para la línea de creación. De esta manera, a los cinco minutos llegó la segunda ocasión para los azules cuando Güiza remataba alto un buen servicio de Maris desde la derecha.

Quien quiso creer que el Getafe jugaría sin bandas estaba muy equivocado. Como ni Vivar ni Cotelo son exteriores al uso, cada caída a posiciones centradas eran aprovechadas por Contra y Paredes para obligar al Barça a dar un pasito más atrás. Así, a la media hora, los azulgranas se encontraban totalmente acorralados y a merced de un equipo que cumplía las normas básicas de la épica: ilusión, empeño y fútbol.

Casquero primero y Paredes después avisaron de lo que vendría a continuación. Con el público entregado al esfuerzo de su equipo y el equipo entregado en su tarea de agradar, un remate mordido de Casquero lanzó el primer grito enfervorizado hacia el cielo de Madrid y puso al Getafe rumbo a un sueño. No tuvo que esperar mucho más la grada para volver a restregarse los ojos en símbolo de incredulidad; una serie de desaciertos dejaban a Güiza mano a mano con la gloria y el delantero expió todas sus culpas batiendo a Jorquera con la tranquilidad de los que saben como se hace su trabajo. Dos a cero y los ecos del deseo sobrevolando la noche getafense. El equipo de Schuster llegaba con la tarea cumplida al descanso y en los ojos de cada jugador azulgrana se notaba la incredulidad del cuento que les estaban redactando "¿De verdad estamos jugando un partido?".

Tras el bocata del descanso y la correspondiente charla de vestuario, salió Eto'o con los puños apretados y la voz alzada. Fue el único conato de arresto que mostró el Barça en todo el partido. Pocos minutos después de la reanudación se comprobó que no era más que demagogia y palabras de saco roto, el Barça no viajó ayer a Getafe para jugar al fútbol.

El fútbol era azul. Casquero y Vivar, omnipresentes, volvieron a emerger para desenmascarar las miserias de un equipo cada vez más agotado. Tras una buena internada de Cotelo por la derecha, Jorquera rechazó un remate a bocajarro de Güiza. No se iban a quedar aquí los intentos del delantero por escribir su pedacito de historia personal, minutos después, el portero catalán volvía a enfundarse su traje de salvador in extremis y dejaba al jerezano con su molde de ejecutor de sentencias en el mano a mano.

A aquellas alturas del partido todo el mundo sabía que la balanza estaba tan inclinada hacia el lado del milagro que solamente era cuestión de tiempo lanzarle al viento la proclama de la remontada. El público comenzó a afinar sus gargantas y Rijkaard, en una decisión difícil de entender, llenó el campo de delanteros. Parecía como si el técnico holandés supiera de antemano que el tercer gol no tardaría mucho en caer y que el Barça debía estar preparado para el desastre con toda su artillería.

Y el tercero llegó a balón parado. El Getafe ejecutó a perfección una de sus jugadas mejor ensayadas y Vivar Dorado se abrazó con la leyenda cabeceando a la red, libre de oposición, el caramelo ofrecido por Cosmin Contra. Quedaban veinte minutos para el final y el trabajo ya estaba hecho.

Los que pronosticaron que con el tercer gol llegaría el repliegue local y el acoso visitante volvieron a caer al pozo de los equivocados. Con un Barça herido y un Getafe crecido, Güiza volvió a quedarse solo ante Jorquera para firmar la sentencia de muerte. No falló esta vez el jerezano y mientras recorría el campo en una loca celebración plagada de lágrimas y euforia, el mundo entero volvió sus ojos hacia el sur de Madrid proclamando al viento los ecos de una leyenda.

Poco más dio el partido. El Getafe se creció en un rondo vitoreado por los olés del público y el Barça agachó la cabeza consciente del ridículo histórico al que estaba siendo sometido. Mucho se escribirá sobre el partido y la remontada que colocó a un equipo en la cima de la admiración perpétua, en Barcelona se hablará de vergüenza y falta de compromiso y en Getafe, los años marcarán el partido como el día en el que su equipo acarició los bordes del cielo. Aún parece un sueño. Hace cinco años recorrían España en busca de relanzar su prestigo en la segunda divisón B y ahora alcanzan la final de Copa y aseguran su participación en Europa por primera vez en sus historia.

El pitido final del árbitro puso de manifiesto que la fe sí mueve montañas, que el fútbol seguirá siendo grande mientras haya gente empeñada en reescribir la historia y que se puede llegar a ser muy grande aunque se sea muy pequeño.

12 comentarios:

Alvaro dijo...

¿Fuiste a ver el partido? Fue impresionante. Miré el resultado en el As alrededor del minuto 30', e iba 0-0, entonces ya se me quitaron todas las esperanzas. Pero, ya por el minuto 75' de partido, hablaba yo con Javi. Hablábamos de Larsson (salió esa conversación), y me dijo: "sí, ya lo querría el Barça ahora, 4-0 el Geta". Creí que era ironía suya, pero fui al As, y ví que era cierto. Me quedé en estado de shock. Llamé a mi padre, y se dio cuenta, y recitó dos palabras nada comunes en él: "hostia, cooooojones", y se fue de nuevo para el salón tan asombrado como yo.
Un partidazo el que se pudo ver ayer. Enhorabuena al Barça, ya son galácticos.
Un saludo Pablo.

Pablo dijo...

Grada lateral alta, fila 4, asiento 96. Allí estuve yo ayer Álvaro y solo te lo puedo describir en una palabra: HISTÓRICO.

Silvi dijo...

@Pablo

Te felicito por tu post, se nota que lo viviste, y estoy muy de acuerdo contigo en que el Getafe borró al FCB del campo, y no a un Barça lleno de suplentes sinó al equipo titular.

El Getafe mereció pasar y yo los felicito por ello.

@Alvaro

Un consejo, nunca te rias de las desgracias ajenas, cuando uno escupe al cielo, le puede caer encima ;-)))

Besos a los dos.

zaragocista dijo...

Y tambiñen se puede ser muy grande, siendo muy grande jajaja, como tu post.

Se nota que lo haces sentido. Oye tio, hay que hacer esto más veces eh....yo pronostico que la remontada está más cerca de lo que parece, y luego tú lo redondeas con tu sentimiento jaja.


Saludos.

Doble J dijo...

Interesante tu cronico un poco distinta de las demas, la verdad hay que dar mucho merito al "geta" que ayer se lo merecio, pero tambien hay que decir que el barça se ha arrastardo ayer por el campo, me alegro por los aficionados del geta, y espero que esto signifique para el barça el cambio de aires e sus jugadores.
Por cierto menuda "putadita" con perdon para los del racing , recreativo, villareal etc... al ir el geta a europa pero bueno se lo han merecido.

Nicolás Ribas dijo...

Hoy es una de las noches más tristes, y dolorosas desde que soy del Barça.

No me cabe en la cabeza lo ocurrido hoy, menuda panda de sinvergüenzas, qué desastre, qué triste, no encuentro calificativos!! Menos 3 o 4 son todos unos mercenarios y no merecen ganar la Liga ni nada, perdón por mi expresión pero por mí se pueden ir a la mierda!!

Hoy han manchado el nombre de nuestro club y nuestra camiseta, se puede perder de 1000 maneras, pero lo ocurrido hoy no se lo permito a nadie.

Rijkaard, muchas gracias por todo, gracias por sacarnos de la miseria y haber hecho temporadas gloriosas, habernos dado tantas alegrías y sobre todo, ser una gran persona. Gracias, pero creo que tu etapa aquí ha terminado.

Txiki... VETE, VETE YA, FUERAAAA, NO TE AGUANTO MÁS, PAQUETE, QUE ERES UN PAQUETEEEEEE, VERGONZOSA PLANIFICACIÓN DEPORTIVA QUE HAS HECHO, HAS VIVIDO DE LAS RENTAS DE LOS FICHAJES DE ROSELL, TODO UN CRACK EN ESA MATERIA, VETE HACER PUÑETAS PAQUETÓN. FUERA. NO TE AGUANTO MÁS.

Joder, esto es el vaso que ha colmado mi paciencia, no doy crédito a lo que veo.

Espero que Ronaldinho sea el primero de los pesos pesados que coge puerta.

En fin, muchas cosas hay que cambiar, muchísimas...

Fin de un ciclo: Fracaso de año.

Demasiadas similitudes con el Madrid de hace 4 temporadas.

Pablo dijo...

@ silvi

La alineación del Barça le dio aun más mérito a la victoria del Getafe.

@ zaragocista

Jaja. Muchas gracias. Pues nada, todo es ponerse. La próxima vez que un equipo necesite una remontada nos ponemos de acuerdo.

@ doble j

Es cierto que ahora Villarreal, Atleti, Racing y Recre tendrán que aplicarse un poquito más para ir a Europa. Yo como socio del Geta me alegro claro.

@ nicolas ribas

No te lo tomes tan a pecho hombre. Todos los equipos tienen ciclos. Yo creo que los tres años de maravilloso fútbol que habeis disfrutado ya no os los quita nadie. Sobre todo quédate con una cosa, lo haga mejor o peor, hace casi veinte años que el Barça está abonado a un estilo de juego y eso no lo cambia ni los malos resultados. Volvereis arriba.

Pablo dijo...

Gracias a todos en general por vuestros comentarios. Estaré unos días sin escribir pues tengo una semanita de vacaciones. Os espero a la vuelta.

Javi dijo...

Solo me queda felicitarte socio. El post expresa todo lo que vivisteis. No te pude dar la enhorabuena antes, necesitaba tomarme un respiro jejeje.

Te esperamos en tu vuelta y felices vacaciones.

Un abrazo.

Martin Sueldo dijo...

la verdad muy buen post, y no hay nada mejor para realizar una crónica de un partido si no estas ahí, y como tu si fuiste me encanta porq se nota cada detalle que no dejaste nada librado al azar, un abrazo desde argentina y espero que al Geta le vaya bien por los argentinos que allí juegan
te dejo mi blog, es elblogfutbolero.blogspot.com, te añado a mis link, espero que lo visites y me digas que te parece si?

CALIGULA dijo...

Buen post amigo!!

Vaya intercambio links con
LA-PELOTA-NO-DOBLA.BLOGSPOT.COM
Futbol argentino

Saludos de Buenos Aires!!!

Suca dijo...

Como getafense, fue muy grande. No pude conseguir ninguna entrada para ir al campo, así que lo viví en un bar. Evidentemente no es como estar en el estadio, pero hay ambiente futbolero, discusiones... Y luego a celebrarlo con cánticos, dosis de alcohol... Muy grande, espero estar el 23 de junio en el Bernabéu.