miércoles, 28 de noviembre de 2007

Alma de ex futbolista

El problema de generar ídolos es nuestra obsesión por mitificarlos. A un jugador le ponemos la etiqueta de "mejor del mundo" e inmediatamente está obligado a demostrar que en cada toque de balón guarda la esencia del fútbol mágico. Cuando ha sido capaz de fabricar más realidades que sueños preconcebidos es cuando llega el momento de la adoración, por eso, cuando la mala fortuna acecha y se produce un primer bajón, el perdón se exclama en forma de aplauso forzado. "Otra vez será".

Pero toda paciencia tiene un límite. Como devoradores de fieras que somos, a medida que el fútbol nos va presentando nuevos fenómenos, jugamos a cambiar las piezas de lugar y sustituir de nuestro pedestal al viejo rockero por la novedad deslumbrante. Al principio, cuando Ronaldinho dejó de producir magia para esconder sus regates en el cajón de las asignaturas pendientes, la grada del Camp Nou guardó un respetuoso, aunque inquietante silencio, porque las cosas no iban tan mal y porque en el lugar del mito tambaleante aparecía, emergente, la figura celestial e imparable de Lio Messi. Un soplo de aire fresco en mitad de la tormenta de arena.

Ocurre que todo aficionado tiende a acostumbrar sus gestos a la exquisitez de los aplausos en vez de a la hueca desilusión del gesto torcido. Nos ocurre a todos que, cuando dejamos de ganar empezamos a buscar un culpable y, para su caso, la afición y prensa barcelonista ha encontrado en Ronaldinho la diana perfecta en la que descargar los dardos de su desencanto. Olvidando que un día el brasileño llegó, y actuó, como un Mesías para resucitar al club de cinco años de depresión incontrolada, el aficionado ha dado la espalda a sus recuerdos para reprocharle al ídolo caído su desazón, su incapacidad y su falta de compromiso. Cada día perdido en las paredes del gimnasio pesa como una losa en el prestigio del que ayer fue fenómeno y hoy es sospechoso habitual, y Ronaldinho, más allá de rebelarse contra el mundo, prefiere mirar hacia otro lado y continuar, sin nervio, en su caída libra hacia los infiernos agarrado a las promesas de su mediático hermano como única tabla de salvación en la que depositar su cada vez más desgastado prestigio.

Y yo, que durante años tuve que limpiar mis babas ante las sucesivas muestras de genialidad de un Ronaldinho imparable, me prometí, meses atrás, guardar paciencia ante el crack y ocupar mis dudas en la concesión, sin plazo de caducidad, de un merecido beneficio de la duda. Pero pasan los días, vuelan las semanas y se apagan los meses y Ronaldinho sigue sin hacer acto de presencia más allá de algún fantástico lance a balón parado. Es por ello que ayer comencé a sopesar sobre su merecida suplencia en Lyon y me pregunté, de manera espontánea ¿Es Ronaldinho recuperable para el alto nivel o los excesos y el conformismo le han convertido, ya, en un ex futbolista?

15 comentarios:

christian dijo...

en el tema de ronaldinho y sin que sirva de precedente, coincido con valdano: para mí es un engaño al futbol. Es decir, tecnicamente es el mejor, y de eso creo que no existen dudas, pero dentro de un eqipo no le veo tan determinante como otros futbolistas.
qiero q vuelva, claro, pero él mismo está poco a poco metiendose en el pozo, y la cuerda para salir se va tensando y tensando... aunq claro, siempre abrá qien le lanze un salvavidas...
dicho esto, te tengo que decir q rossatto es un gran futbolista y qe en la real, q son muy inutiles (mas si ablamos de amorrortu) no lo supieron aprovechar. De exo marcó un golazo antologico contra el sevilla.

un abrazo, crack

Alvaro dijo...

Hola Pablo!!

Hacia tiempo que no me pasaba por tu blog, pero entre los exámenes, las series de TV por la noche y mi entrenamiento de fútbol... regulín regulán jejeje.

Ronaldinho debe cambiar de aires para volver a sentirse futbolista, aunque esperemos que no le pase como a Rivaldo.

Yo también me limpie las babas frente a todas y cada una de sus jugadas y aplaudí aquél dia de Marzo del 0-3. Ojalá vuelva... lejos del Barça.
Saludos.

La quinta del Buitre dijo...

Está claro que el fútbol devora, ¡¡Cómo no iba a ser de esta manera!! Sin embargo, mira el ejemplo de Zidane, su magia se apagó, pero él se fue entre el cariño y reconocimiento de todos. ¿Por qué? Porque su actitud y aptitud fueron las mismas dentro y fuera del campo. Se podrá estar más o menos acertado, pero no se debe ser más listo que el hambre debido a que, a veces, se te ve el plumero.


Un abrazo, Pablo.

www.lavidaendomingo.es dijo...

El reto del mister y del presidente ha de ser recuperar a Ronaldinho no sustituirlo. Más que nada porque en la plantilla no tiene ni un sustituto que este a la altura. Ni Messi ni por supuesto Bojan son el 10. Al menos aun.

No digamos ya el islandés...

Csai D. dijo...

Pablo

Estoy buscando a gente para hacer un Gatillo esta noche. No sé si sabes de que hablo. El Gatillo es un podcast (tipo tertulia radial)que hago con otros blogueros. ¿Te interesaría?

Sería hoy miércoles a las 11 de la noche hora española, 30 minutos despu'es de que termine el Madrid. Por cierto, si tu amigo Juanra puede, mejor que mejor.

Por favor avísame cuanto antes. Mi dirección es diegosantos1978@mac.com

Te dejo un ejemplo de los podcast
http://elgatillo.podomatic.com/

Saludos.

Suca dijo...

Ya que Christian ha parafraseado a Valdano, yo también voy a hacerlo. Hace poco (un par de sábados) le leí en la contraportada de Marca que Ronaldinho sería recordado con el paso del tiempo como el jugador más importante del Barça en los últimos 30 años después de Cruyff (o algo muy similar).

Puede que tenga razón, y por tanto dentro de un tiempo veamos con mejor perspectiva el legado de Ronaldinho. Ahora bien, lo cierto es que parece que su ciclo en el Barça se ha acabado. En estos momentos no está para ser titular y debe aceptarse como natural que no lo sea.

Sobre si puede ser recuperable, creo que sí, pero no en el Barça. Esa es mi opinión.

P.D.: Por cierto Álvaro, con el 0-3 te refieres al que le metió el Barcelona al Madrid? si es así, si no me equivoco fue en noviembre, no marzo. Si es otro 0-3, me callo por pasarme de listo.

Un saludo a todos!

Pablo dijo...

@ christian

Suelo coincidir plenamente con Valdano en sus comentarios, pero esta vez voy a discrepar. No creo que Ronaldinho sea un engaño para el fútbol. A otros jugadores, por hacer menos, parece que se les valora más simplemente porque saben correr. El engaño es que, una vez alcanzado el estatus actual, decida que sus mejores momentos han pasado y se preocupe más por su vida extra deportiva. Todo futbolista debe recordar, siempre, que se debe a una afición.

@ alvaro

El rendimiento de Rivaldo, en el Barça, para mí fue extraordinario. Otra cosa es aquel equipo no tuviese una plantilla acorde a su calidad, pero ya sin Figo, tiró del carro como pudo. Cuando se fue al Milan ya había pasado la treintena y estaba mermado físicamente respecto a sus mejores años.

@ la quinta del buitre

El ejemplo de Zidane es magnífico. Durante sus últimas temporadas en el Madrid interpretó un papel muy discreto, pero aún en los peores días siempre intentaba jugar el balón. Nunca se salió del tiesto y siempre guardó respeto al vestuario a la afición. Es lo mínimo que debe cumplir un futbolista que se precie.

@ lavidaendomingo

Está claro que ningún futbolista del Barça ha alcanzado aún el nivel del mejor Ronaldinho. Eso sí, Messi y Bojan tienen muy buena pinta.

@ csai d

Siento no haber podido atenderte. A día de hoy, en casa, no cuento con los servicios de la red de redes. Otro día será. Muchas gracias.

@ suca

De alguna manera, las carreras como jugador azulgrana de Cruyff y Ronaldinho pueden tener como similitud unas primeras temporadas primorosas y un fin de estancia cargado de polémica y bajo rendimiento. Con todo, Cruyff ha signficado para el fútbol y para el Barça, diez veces más de lo que pueda llegar a significar Ronaldinho.

christian dijo...

ahí, ahí, pablo, tu lo has dicho. La estancia en barcelona de cruyff y ronnie son muy parecidas. dos super estrellas que se salen en la primera temporada y caen despues (quien no recuerda el segundo año de cruyff en can barça?) pero sí, cruyff siempre, siempre será mucho más que ronnie, tanto en el barça como en el futbol mundial, porq él con su juego cambió la manera de entender el futbol.
yo no soy de los que valorará más a gattuso o makelélé q a ronaldinho (q podria ser). pero sñi a otros futbolistas en su posicion como robben (si es q algun dia se recupera) o kaká, q a parte de regates y cosas bonitas hacen mas cosas utiles. Yo siempre dije que en mi equipo prefiero tener a lampard o a gerrard antes que a ronaldinho.
y una decepcion, e, lo de valdano, una decepcion...

un abrazo

RUBÉN dijo...

Muy buenas Pablo. He pasado por aquí y he visto que me tenías enlazado y raudo y veloz he hecho lo propio contigo.

Sobre Ronaldinho, nunca me gustó. Ni siquiera en sus mejores momentos, que coincidió con los mejores momentos del equipo, com bloque.

Siempre he pensado que Ronaldinho no es ni ha sido un futbolista. Ha sido un malabarista del balón. Una persona que siempre ha primado la apariencia a la eficacia. Daba igual si lo que hacía estaba bien o no, si era bonito ya le valía. Pero eso no es jugar al fútbol. Además, ¿alguien le recuerda siendo la estrella en alguna de las finales que jugó? Yo no...

Ronaldinho sólo ha 'rendido' cuando el equipo luchaba y le hacía el trabajo sucio. Él se dedicaba a deleitar con su malabares, cosa poco útil en el fútbol. Cuando tocaba currar y el partido no estaba de cara, él ni aparecia.
Por eso pienso que nunca fue un jugador y que el Barcelona jugaba con diez, menos cuando tocaba lanzar penaltis y faltas.

Yo pienso que lo que tiene Ronaldinho es falta de motivación, y ésta no la va a encontrar en el Barcelona.

Un abrazo! Y perdón por el ladrillazo.

No, gracia a vo´ dijo...

Se esta siendo muy injusto con Ronaldinho. Poco más que paso de ser heroe a villano.
Yo confío en que puede recuperar su nivel, desconozco si en el Barsa o en otro club. Este crack hace menos de un año era considerado el mejor jugador del mundo. Hace falta más respeto por parte de la prensa, que aprovechan cualquier bajón para cruziifcar jugadores.

Me gusta el blog, puedes pasarte por el mio si quieres.

Saludos

Doble J dijo...

Ronaldinho es un vendehumos y se ha aprovechado se calidad a balon parado o de disparo lejano para acallar bocas, pero desde que piensa en sus cosas personales y no en el club merce buscar salida.

pd: Recibiste mi post sobre el futbol, el articulo que me pediste, esque como no confirmaste nada...

un saludo

Suca dijo...

Evidentemente que Cruyff ha significado para el Barça y para el fútbol más que Ronaldinho, pero ambos son comparables en la ilusión que generaron, en que ambos transformaron al Barcelona que se encontraron. Al Barça le cambió la cara desde la llegada de Ronaldinho, le dio alegría. Les comparo en ese sentido, que quede claro.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

El problema radica en que no sabemos que piensa realmente Ronaldinho. El tendrá algo que decir, pero todo es oscurantismo. Quizá le venga bien un cambio de aires o una etapa en el banquillo para reaccionar. Volver a ser un grande depende sólo de él.

un abrazo.

Stubbins dijo...

El papel de la prensa catalana, ha jugado un papel muy importante. A este chaval se le endiosó (con motivos lógicos) pero ahora se le repudia como si trajera la Peste.

Ronaldinho, también ha encontrado en su entorno familiar muy malos consejeros. El hermanito no es más que un subastador de los servicios del crack y cuando uno oye que vale tanto, ciertamente a de vivir en una nube, de la cual bajar paso a paso es muy dificil. Normalmente el hostión es considerable.

No creo que Ronaldinho haya llegado al final de su carrera, pero un cambio de aires, no le vendria mal.

Pavlo dijo...

Ronaldinho no es un "ex futbolista". Creo que tiene para jugar unos 3 años en un equipo de primer nivel. Pero me parece que ya no será "El" futbolista. No será la figura de su equipo. Hoy no lo es.
Un bajón futbolístico dura algunos partidos, un par de meses a lo sumo. Pero Ronaldinho lleva un año y medio desaparecido. Si bien en la temporada 2006-2007 fue el goleador de su equipo, muchos goles fueron de falta y de penal. Su aparición mágica en Camp Nou fue un placer para al mundo futbolero. Su re-aparición en el Barça solo será posible milagro mediante.