martes, 17 de marzo de 2009

El gol eclipsado

Durante los torneos deportivos, de manera similar a lo que ocurre en otros acontecimientos sociales, existen hechos puntuales que alcanzan el cénit de lo asombroso y se queda para siempre en nuestra memoria como un acontecimiento único. Puede que veamos algo muy bello, que nos entusiasme, pero que inmediatamente veamos algo mucho más fabuloso e inmediatamente olvidemos lo que tanto nos encandiló durante el día anterior. No tardamos en sustituir lo bueno por lo mejor, ni lo mediático por lo bonito.

En el mundial de México, celebrado en 1986, todos quedamos impresionados con una jugada inolvidable protagonizada por Diego Maradona. Tanto impacto tuvieron sus dos goles en aquel partido que, durante muchas alusiones al torneo, parece que no existió ningún partido más allá de aquel que protagonizaron Argentina e Inglaterra en cuartos de final. Pero aparte de aquella mano de Dios y de aquel recorrido memorable dejando en el camino a tanto inglés, se marcaron otros goles y se jugaron más partidos.

Para alcanzar una concrección al motivo de este post, nos pondremos en situación dentro de los octavos de final. El anfitrión, México, se enfrentaba a una Bulgaria en pleno proceso de composición. Tras una larga y trastabillada jugada, el balón le llegó Negrete que, tras una rápida combinación con Aguirre (el mismo que hasta hace poco más de un mes entrenó al Atleti), se inventó este remate.

Hubiese sido el gol del mundial, si a Maradona no le hubiese dado por acaparar para sí todo el protagonismo.


11 comentarios:

Luisi dijo...

Siempre el pez más mediático se come al pez menos mediático.

En aquél mundial Maradona se comió a Negrete... pero, por ejemplo en nuestra Liga, ¡¿cuántas veces habrá marcado un jugador del Valladolid o del Recreativo un golazo y hemos espetado un típico pero no menos cierto "si lo marca Rivaldo/Zidane/Ronaldo/Ronaldinho/Messi/etc sale en todos los telediarios 50 veces"?!

A mi, al menos, me recuerda a eso.

PD: ¿Qué es esa sombra que se ve en el círculo central? Creo que también aparece en el vídeo de los goles de Maradona. ¿Era algo colgado en el Estadio Azteca?

miguel diaz dijo...

Auténtico golazo, si señor. De todas formas, no podía competir con el de Maradona; como muy bien dices, tampoco era el mismo partido. Un Argentina-Inglaterra (con la guerra de las Malvinas aún coleando), no es un Bulgaria-Mexico.

un abrazo. miguel

Devo dijo...

Muy buen post Pablo, el gol es excelente y cabe destacarlo, aunque como bien dices ese Mundial fue Maradona, Maradona y mas Maradona, merecidamente claro. Por la cabecera de tu blog seguro que lo recordaras con mucho cariño.

@ Luisi: parece como algo estuviese colgado, aunque tranquilamente podria ser un efecto del cesped.

Tras una semana complicada, estoy de vuelta.

Un saludo Pablo!

El Balón Europeo

``Keirrison, la amenaza del K9 va en serio´´

No, gracia a vo´ dijo...

Flojito control el de Raul Cervin (el 17) je!
No lo había visto este gol, gran destreza individual. Pobre Negrete, le tocó competir con el Diego.

Saludos,

Migue

Carlos dijo...

Como dicen por ahí aquel fue el mundial de Maradona.Pero es cierto que pasa mucho, cuando algún crack marca un gran gol eclipsa todo lo demás.

Mi consejo, marca un golazo cuando ningún otro lo haga..:-)

futbollium dijo...

Coincido con aquellos que dicen lo del pez mediático , siempre se recordará a los grandes nombres . Siempre se valorará la espectacularidad de un destello de una figura que la regularidad de un jugador , digamos ,que del montón .

Un saludo

joseba dijo...

En el 86 se podía jugar aún sin espinilleras? Es que no estoy seguro de que Servin y otro más las lleven.

Un saludo.
http://www.sillonball.es

DoKiÈh dijo...

Negrol! Negrol!

Pues los mexicanos sí que recuerdan contínuamente otras cosas de ese Mundial, como por ejemplo este gol, que para muchos de ellos es el más recordado del 'Tri' en toda la historia.

Por cierto, la sombra de la que hablaban Luisi y Devo se me parece al sol de la bandera de Argentina. Ahí la clavaron jeje.

Saludos.
Querido Bogarde

piterino dijo...

Es verdad que los mejicanos reivindican la grandeza de este gol ante el silencio indiferente de los demás. Pasa siempre, como dice Luisi, ¿cuántas veces no vemos auténticos golazos y decimos: "si lo marca Messi, lo tenemos hasta en la sopa"?

P.d. perdón por mi ausencia, me mudé, empecé a trabajar y mi vida vive momentos de cambio. Mientras me ubico, sigo disfrutando de tu pluma virtual, maestro.

desdelabanda dijo...

es verdad que es un golazo pero es que si lo comparamos con el de maradona, esto es un churro...jeje. está claro que si diego no hubiera hecho esa obra de arte, éste sería sin duda el gol del mundial pero gracias a dios, y nunca mejor dicho, no fue así

Mariano J.Camacho dijo...

Fue un golazo, tremendo, y no el único, en aquel Mundial se vieron además de los de Diego (de otro planeta) grandes goles. Recuerdo un golazo de Laudrup a Uruguay, otro de Belanov a Bélgica, otro de Aleinikov a Hungría...
Saludos.