viernes, 14 de noviembre de 2008

Sacar petróleo

Aunque el petróleo lleva funcionando como elemento imprescindible en ciertas tareas del hombre durante varios siglos, es desde mediados del XIX cuando se convirtió en objetivo primordial de empresas e inversores dada su capacidad, tras varios procesos de refinamiento, para servir como combustible o líquido de engranaje para la maquinaria que deslumbraba al mundo en la imparable revolución industrial.

Sucedió que en terrenos yermos y secos, muchos granjeros, oficiantes y buscavidas encontraron el fruto de su felicidad y riqueza gracias al líquido elemento; tener una refinería de tu propiedad te convertía en próspero millonario y excelso inversor de fortunas. Era un fenómeno parecido al de la inspiración en un poeta alicaído, al del encuentro del ingrediente perdido en una fórmula química o al de la demostración de la obra de Dios para un teólogo existencial.

Es como darle la pelota al mejor jugador de tu equipo y ver como este la para, la aguanta y te saca una jugada de gol. El jugador en terreno yermo, poco fértil, con la portería mal perfilada y la espalda contra el pecho del defensor rival. Ver como la para, como se gira y como encara es como contemplar una persecución crucial en una película de Robert de Niro; el semblante serio, la mirada fija en la espalda del enemigo y la sensación de que la secuencia terminará con el malo muerto de un tiro entre las cejas y el balón flotando suavemente en la portería del equipo rival.

El Atlético es hoy ese granjero yanqui que encuentra petróleo en mitad del desierto. Cada melón despejado hacia arriba y cada salida de tono por parte de sus centrocampistas y nadacampistas agobiados, son convertidos en oro por el Kun Agüero. Un tipo de poca monta, con un físico para el circo que, sin embargo, juega el fútbol como los ángeles. Alguien le comparó con Romario; arrancada brutal y definición parsimoniosa, pero Agüero puede ser mucho más. Tiene más radio de acción, más poder de influencia para sus compañeros y, sobre todo, el alma y el corazón de un futbolista fabricado en la calle. Eso, habiéndose criado en Argentina, ya lo vimos; es sinómino de amo y señor del fútbol.

9 comentarios:

rubén dijo...

Agüero es como un alquimista, convierte el plomo en oro, o en su defecto, un balón normal en un gol sublime. Nunca fue santo de mi devoción y pensé, tras su primer año en el Atlético, que no sería para tanto como lo pintaron, pero me equivoqué y pagué por mi error. Ahora no me queda más que admirarlo y soñar con verlo de blanco, cosa harto difícil si es que sus discursos de amor por el rojo y el blanco son sinceros. Si se mantiene fiel, es la piedra sobre la que construir, de una vez por todas, sin más errores y excusas, el asalto a la historia perdida.

Un abrazo!

fernando dijo...

es tan bueno que a Aguirre le fastidia y le deja en el banquillo. Un abrazo.

piterino dijo...

Es cierto, es un futbolista diferente, genial, capaz de decidir por sí solo un partido. Más potente y trabajador que Romario, pero menos fantasista y delicioso que el brasileño.
En ocasiones, da la sensación de que el Atlético depende en exceso del acierto y supervivencia de sus puntas, habida cuenta de la inconsistencia de su media.

Eso sí, hoy victoria holgada ... y sin gol del Kun. Enhorabuena, saludos!

Christian dijo...

Yo creo que sobre el Kun ya he dicho todo lo que podría decir y cualquier cosa que añadiese ahora sería un sinónimo. Así que un aplauso, una vez más y gracias por existir.

un abrazo a ti!

Jorge dijo...

Aguero si no se tuerce sera un crack de los que no haya en el mundo
Y creo que sera mucho mejor que Romario,verle en el campo es un delicia(estas dos temporadas)

Un Saludo Pablo y Gracias por escribir en mi blog

Silvi dijo...

Muy buen post una vez más.

El Kun es el alma de este equipo, a pesar de su juventud es el líder y de él depende buena parte de la suerte del Atlético esta temporada, aunque para vosotros la noticia buena es que ayer ganásteis con 4 goles y ninguno del Kun, y eso está bien para no crear mucha dependencia de un jugador, aunque este sea caviar y del bueno.

Un beso

Anónimo dijo...

Hola!

Tabajo en www.fifa-champions.com, venia a proponerte una colaboracion. Si te interesa ponte en contacto conmigo. mi nombre es manu

manu@fifa-champions.com

José Mª dijo...

Jajaja, el Atlético un granjero yanqui. Todo es más facil que eso, la solución es que cada semana que puedan jueguen junto Forlan y Aguero.
Saludos

ladoblevisera dijo...

Es distinto, especial, diferente a todos los demás. Para mí es el mejor del mundo después de Messi y Xavi, al menos en este momento. No sé si Agüero podrá llegar a superar a Romario, pero tiene toda la vida por delante para hacerlo y mal camino no lleva. El Atleti sin él sería un equipo de media tabla.

Saludos.
Xavi Hernández, el mejor centrocampista del mundo