lunes, 21 de diciembre de 2009

Llorar como aficionado

Existen dos tipos de futbolistas en plano emocional. Aquellos que miran por sí mismos y aquellos que miran por su equipo. No quisiera convertir en premisa, con esta afirmación, que existen futbolistas que no miran por sí mismos porque en el plano ambicioso, allá donde entran en juego factores económicos, deportivos y glorificantes, todos son igual de egoístas. Pero más allá de posturas de exaltación del ego y de celebraciones consigo mismo, existen futbolistas que, cuando ganan, sienten en su piel el sueño cumplido de su infancia porque desde pequeños amaron al club al que defienden.

Es algo que pude entender en tipos como Maldini, Gerrard o Puyol. También en aquellas lágrimas sinceras de Terry después de escurrirse justo en el momento de lanzar aquel último penalti. Son tipos, como Iker Casillas, como Fernando Torres o como Raúl Tamudo, que desde pequeños mamaron una afición y se dieron cuenta de mayores lo grande que era defender la camiseta de sus sueños. Los hay, condicionados por el miedo a defraudar a su gran amor, que prefieren marcharse por la puerta de atrás antes que ser repudiados por su propio público, como aquel Michael Robinson que reconocía haber dejado el Liverpool, temiendo hacerle daño, por el intenso amor que le profesaba.

La alegría de estos tipos, que lloran como aficionado lo que han logrado como jugador, puede hacerse extensible a otros ámbitos del fútbol, como bien puede ser el puesto de entrenador. Nadie puede dejar de reconocer que tras los éxitos de Vicente Del Bosque en el Madrid se encontraba el espíritu de un tipo que amaba su casa o que cada vez que Luis Aragonés se ha hecho cargo del Atlético el equipo ganaba un plus de emotividad. Es por ello que hoy comprendo las lágrimas de Pep Guardiola porque a mí me habría pasado lo mismo.

Seguramente no hubiese llorado Guardiola de haber conseguido todos sus éxitos sentado en el banquillo de otro equipo. Porque él no lloraba como Pep, ni como entrenador, sino como aficionado del Barça. Sentir algo a flor de piel desde la más tierna infancia y darse cuenta de que has sido partícipe del éxito que siempre soñaste debe ser algo así como terminar de conquistar a la chica de tus fantasías más platónicas. En las lágrimas de Guardiola descubrí el sentimiento de quien logró, como aficionado, todos los sueños que se contaban los unos a los otros cualquier mañana de primavera en un patio de colegio. "Ahora mismo yo soy el Barça", debió pensar Pep. Imaginaos en la misma situación, cada uno con el equipo de sus amores. Como para no llorar.

6 comentarios:

atletista sin solución dijo...

Me parece muy bien que Guardiola o quien sea llore por una alegría o un sentimiento tan grande. Lo del Barcelona este año es insuperable.

Ahora bien, a pesar de su superioridad, ha ganado dos títulos en la prórroga y otro, gracias a un horrendo arbitraje y a un gol en el último suspiro de un partido.

No le quita mérito, más bien al contrario, porque demuestran que que luchan hasta el final. Y la segunda cosa que demuestra es que por muy superior que seas el rival siempre te va a poner en dificultades y por eso hay que competir al máximo.

Un saludo.

miguel diaz dijo...

Felices Fiestas

un abrazo. miguel

Ismael dijo...

Hola,

no he encontrado ningun mail de contacto, por eso te escribo aquí.

Me gustaría intercambiar un enlace contigo. Mi blog trata sobre la Liga Inglesa.

http://www.blogdelapremier.com

Saludos y buenas fiestas.

CALIGULA dijo...

Los mejores deseos para estas fiestas, Pablo y los tuyos.

Bocha dijo...

Hola que tal

Soy Bocha, creador del blog Abran Cancha. Estoy muy interesado en tener un intercambio de links con tu blog, la verdad que me ha gustado mucho y seria un honor tenerlo entre mis enlaces. Un abrazo grande.

Espero tu respuesta en mi blog.

ABRAN CANCHA
www.abran-cancha.blogspot.com

tomeu dijo...

Buenas,
He tenido el agrado de visitar su Web http://elfutboldepablo.blogspot.com/, con lo que debo felicitarle por el buen trabajo que has echo, publicando entradas de calidad sobre el futbol.
Decirte que voy a seguirlo de cerca, y aprovechar para presentarte mi blog: http://www.doctorapuestas.com/
Agradecería mucho poder aparecer en tu sección de enlaces. En el caso de tener ese privilegio podrías enlazarme de la siguiente forma:
Titulo del enlace: Apuestas
Url: http://www.doctorapuestas.com/
Por otro lado no tendré ningún problema en enlazarte de la forma que me digas.
Quedo a la espera de su grata respuesta, a través el correo electrónico: administrador@doctorapuestas.com
Saludos Cordiales,
Tomeu