jueves, 14 de agosto de 2008

El síndrome de Poncio Pilatos

Cuentan que cuando Jesus fue llevado ante Poncio Pilatos, el Gobernador de Judea, temeroso de decidir sentencia popular contra un líder y provocar con ello una revuelta popular, pidió una jofaina y mientras se lavaba las manos decidió quitar de en medio su palabra y dejar la decisión en manos del pueblo. La gente, obligada ante la falta de arrestos de su Gobernador, tuvo que elegir entre mandar a la cruz al ladrón Barrabás o al alborotador Jesús; el loco profeta que se hacía llamar “Rey de los Judíos”.

En una época en la que dioses y profetas solamente son fruto de las quimeras institucionales, Cristiano Ronaldo se encontró obligado a decidir entre dos de los barrabases de nuestro tiempo. Y como Pilatos que huye de cualquier reproche, dejó la decisión en manos de un silencio que no aclaró amores ni posturas. Como si de un cuento de la lechera se tratase, Ronaldo luce palmito al sol con el cántaro de la fama bien amarrado a la cabeza; sueña, intuye y se regodea, y mientras Real Madrid y Manchester se mueren por sus huesos, él sonríe tímidamente ajeno a las consecuencias que provocaría un resbalón del cántaro de leche.

Al hombre de negocios le gusta que le digan que sí mirándole a los ojos y sellar cada promesa con un firme apretón de manos. Al director de una empresa le gusta que sus empleados piensen en producir, que expriman su talento al máximo y que no pierdan un ápice del entusiasmo con el que llegaron a su puesto de trabajo. Mientras Ronaldo se tambalea como un funambulista de baja categoría, olvida que en fútbol, negocio y empresa se comprimen en un solo dueño: la afición. Y mientras Calderón esperaba un guiño de sinceridad y Ferguson esperaba un guiño de compromiso, las aficiones de Manchester United y Real Madrid seguían mordiéndose las uñas y revolcándose en la cama porque sabían que en la decisión residía parte de su futuro.

En su nueva versión del cuento, Ronaldo dice sí al Manchester sin decir no al Madrid. Quizá el año que viene, quizá al otro; lo que hace presumir que cuando llegue el próximo mes de mayo seguiremos a vueltas, una vez más, con un culebrón cansino, anodino y sin final aparente.

Si el cántaro de Ronaldo llegase a caer, cada añico quedaría clavado en el corazón de todos aquellos a los que esquiva la mirada. El final, al contrario que en aquel clásico popular, no tendría final infeliz porque esta lechera tiene para montar un negocio de cántaros, leche, ovejas y pastos, pero las consecuencias serían igual de dolientes para todas las partes. Para el Madrid, porque tendría que lidiar contra sus promesas e intentar remontar sus dosis de credibilidad en una prensa que lleva meses vendiendo un pastel que aún no estaba en el horno; para el Manchester, porque tendría que aguantar el tipo con un jugador que no siente identificación con los colores que le sustentan; y el propio Ronaldo porque terminaría de concienciarse de que muchas veces, ni con cuatro reyes de mano, uno no es capaz de ganar un órdago.

Y mientras Ronaldo sigue dale que te pego ante su jofaina y saca lustre al esplendor de sus anillos, las aficiones se desesperan por una palabra suya. Los blancos porque sueñan con un equipo que vuelva a irrumpir en todos los escenarios, los rojos porque ya habían hecho suyo el ídolo que todo lo abarca. En cada sacudida de manos y cada vez que el agua resbala por las muñecas, Ronaldo calla y calla, olvidando que la gente, además de la palabra de un hombre, quiere a un hombre de palabra.

9 comentarios:

fernando dijo...

En esta historia, el Madrid y Cristiano Ronaldo han quedado muy mal. Un abrazo.

Devo dijo...

Ronaldo y el Madrid no hicieron mas que ensuciar su imagen, y quedar como los oculta informacion. Los perjudicdos son muchos, si hasta Fergusson se enojo y mucho!

Un saludo, nos leemos...

Devo

El Balón Europeo


POST: ‘‘El `no´ de Silva afecta los planes en Barcelona’’

Moi dijo...

Hola, Pablo!!

He abierto un nuevo blog que sustituirá a La Pizarra de Capello.

Este nuevo blog es: XE QUE BO

Tu blog ya está enlazado, por favor cambia el link.

http://xe-que-bo.blogspot.com

Gracias y disculpa las molestias.

Un abrazo!

piterino dijo...

Muy bueno, Pablo, en tu línea.

Supongo que algún día se desvelarán los entresijos de esta historia que ha sido "engordada" por muchos con supuestas filtraciones que no eran sino puras invenciones o, en su caso, ocurrencias interesadas.

Yo creo que quien sale peor parado, a la larga, es el jugador. Y lo veremos.

Saludos, crack!

DoKiÈh dijo...

Yo también creo que el que sale peor parado es el jugador. Cristiano cree que la decisión de ahora se puede cambiar el año que viene, pero no. Es una decisión para toda la vida. Ahora le queda soportar al escocés por el resto de sus días. Vaya castigo...

Saludos.
Saque de Esquina

NoTe dijo...

Muy buen post. Claro y muy cierto.

Sergio dijo...

Veremos como lo recibe la afición del United cuando se recupera de la lesión, aunque si sigue a su nivel todos se olvidarán de lo sucedido, aunque si las cosas no van bien...

Precisamente mañana juega el United, ya que hoy ha comenzado la Premier, sobre la que he analizado los partidos de hoy, pásate por mi blog y comenta:

http://www.sergio-planetadelfutbol.blogspot.com/

Un saludo.

Atleti1903 dijo...

Buenas,el Madrid puede estar contento de no fichar a Ronaldo,ya que en el campo me parece que no triunfaria mucho,ya que no pasa el balón,quiere ser el protagonista y con eso el Madrid perderia mucho,donde ganaria seria en marketing ya que vendería mucho,venga,saludos!
www.atleti1903.blogspot.com

miguel diaz dijo...

El problema de todo es que el final se sabía desde que empezó. Ronaldo ha quedado como los trapos y Calderón como lo que es: un mindundi trilero. un abrazo. miguel