lunes, 2 de marzo de 2009

Una engañosa vara de medir

El nivel de exigencia tiende a subir siempre que comprobamos que, por costumbre, la gente es capaz de rendir al máximo nivel siempre que los retos motivan más que las causas. Que el Atleti le gane al Barça tras un gran partido no suena a novedad en tanto nuestra memoria es capaz de listarnos más de media docena de hazañas similares. Porque si de rendir al máximo se trata, no existe mejor acicate para el Atlético que el de recibir a un Barça en plenitud de dudas existenciales. Lo de ayer no fue sino un deja vu que nos retrae al mismo partido del año anterior, y del otro, y del otro, y del otro, así hasta el principio de los tiempos.

Desde que el Atleti no es el Atleti y el gilismo se hizo partícipe de su particular lema de perdedor lastimero, el equipo tiene dos máximas que cumple a la perfección temporada tras temporada: Dejarse el alma ante el Barça y hacerse caquita contra el Madrid. Como, en realidad, no somos si no conscientes de que el equipo está hecho más para la heroica que para la mediocridad, nos dejamos los nudillos presos de la rabia cada vez que comprobamos que, con entusiasmo, motivación y aliento, son capaces de todo. Pero no nos engañemos, porque lo que ayer vimos no es sino el mismo sueño que cada año acaba en pesadilla: seremos capaces de arrollar al Barça, sí, pero no seremos capaces de ganar el resto de partidos que realmente importan.

Y como lo que se avecina es el mismo desazón que cada temporada me come el alma y las ganas de seguir celebrando, prefiero ir poniéndome la venda antes que la herida y llenar de sal las cicatrices que, tras cada visita al Bernabéu, vuelven a abrirse para mostrar mi estado de ánimo en carne viva una vez más. A este equipo mío que ganó por cero a cuatro al mejor Madrid que vieron mis ojos, o al mismo que muchos años atrás, los viejos aficionados vieron ganar dos finales de copa al mejor Madrid de la historia, ya no lo reconoce ni la madre que lo parió. Y el que hoy vaya dando saltos de alegría y colmando su satisfacción por haberle remontado al mejor equipo del mundo, les diré que lo para ellos es conformismo para mí no dejar de ser una obligación. Y como en mis deseos cabe todo tipo de exigencia, les diré a los jugadores que partidos así no deben guardarse para partidos puntuales y les diré a los aficionados que achacan la derrota azulgrana a su propia extenuación, que el Barça perdió ayer contra un equipazo. Lo que nos duele a los que le queremos, es que ese equipazo solamente sea capaz de demostrar un par de veces al año lo que realmente puede llegar a ser.

17 comentarios:

Vicente S. dijo...

Cuánta razón tienes. Si este equipo saliese todos los domingos a correr, presionar, morder y robar balones como lo hace frente al Barcelona, otro gallo nos cantaría.

Rubén dijo...

Yo no he visto muchos partidos del Calderón, pero dudo que todas las semanas haya el ambiente de ayer sin estar lleno del todo. Menuda caldera.

No sé qué decirte. No me gusta hablar la semana previa a un derbi porque, hablar se habla en el campo. De nada serviría decirte "pues sí, os ganaremos en el Bernabéu como siempre" porque lo mismo que tú no te fías de tu Atleti, yo no me fío de éste Madrid.

Eso sí, el partido de ayer, fue un partidazo. No pensaba verlo, porque había que pagar 8 euros por ser de PPV, pero me dijo mi padre de comprarlo y pensando que los Atleti-Barcelona suelen ser duelos memorables, lo vimos y vaya si acertamos. Amén de que yo me llevé doble alegría ;)

La peor parte fue para mi padre que es de la Real primero y del Barcelona después, además de antimadridista, jaja.

Un abrazo, amigo!

Christian dijo...

Este año ni siquiera ha sido un par de veces... Al menos no contra el Barça. jeje. Es que de verad, el Atleti es una especie de paradigma futbolística, un oasis. Ninguna regla, ninguna máxima, nada relativo al fútbol se puede aplicar a él. Porque el mismo equipo que hizo el ridiculo contra Sevilla y Porto, acabó con el Barça remontando un 0-2. Porque el mismo entrenador que un día reniega del balón alineando juntos a Maninche, Raúl García, Assunçao y Antonio Lopez en la media, después se come al Barça con una calidad tremenda en el ataque. Porque Agüero cuenta poco y después le salva la papeleta. Porque primero se quiere ir y después de ganar al Barça ya no. Como si algo cambiase más allá de tener tres puntos más después que antes. Porque Pablo, Heitinga, Ujfalusi o Pernía fueron buenos una vez. Y porque conseguir ser quintos con Pablo, Pernía, Ujfalusi y Perea es mucho conseguir. Entonces a uno le viene a la cabeza eso de que por qé sois del Atleti (aún).

Un abrazo y suerte, crack!

ÁnGeL R. dijo...

Buenas,que partidazo el de ayer,merecimos ganar y lo hicimos,jugamos con el corazón.Saludos.
www.atleti1903.blogspot.com

Luisi dijo...

¿Y porqué ese equipazo que ayer ganó a otro equipazo no es un equipazo con regularidad?

Yo no logro comprenderlo. Han tenido proyectos que sin ser colosales si parecían buenos, como los que un día hicieron el Depor, el Valencia o el Sevilla y les dió para ganar títulos.

Me parece demasiado simplista centrar la respuesta en una sola palabra: Gilismo.

Tiene que haber algo más. Debería haber algo más.

Pablo dijo...

@ luisi

Es cierto que desde fuera se ve de otra manera. Pero te podría dar un par de razones. La primera en el plano deportivo: casi cuarenta entrenadores en veintidós años. Así es imposible encontrar una línea de trabajo adecuada (y no te hablo del número de fichajes inadecuados para jugar en Primera División). La otra, en el plano extradeportivo: el gilismo a moldeado a un tipo de aficionado conformista, al que le hace gracia perder, un aficionado que se ha creído a pies juntillas aquel cuento del pupas y que cree que ser del Atleti mola porque es ser distinto, que ríe las campañas publicitarias de un equipo perdedor y que se aprende de memoria un himno que nos ridiculiza porque en ningún momento se habla de grandeza. Todo ello se traspasa al terreno de juego, las medianías se convierten en jugadores vulgares porque no sienten la presión de quien debe aspirar a cotas más altas ¿Qué se pone como objetivo Europa? Pues Europa. Se conforman con ser cuartos o lo que es peor, como ocurrió hace un par de meses, con estar por encima del Madrid, como si con eso se pagara el abono de la temporada.
Y ya no te hablo de la sentencia en firme de los tribunales en la que se demuestra, por vía judicial, que el Atlético pasó a ser propiedad de sus actuales dueños, de manera indebida.

Puede que todo no sea culpa del gilismo, pero nadie me puede negar el tremendo daño que el gilismo le ha hecho a este club.

Un abrazo y gracias por abrir este foro de discusión.

Luisi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luisi dijo...

@ Pablo:

Sí, en primer lugar decir que la visión del problema que puedes tener tú como atlético puede ser (y seguro que es) mucho más completa que la visión que tenga yo como madridista. Desde fuera se ve distinto. Con esto quiero decir a todo atlético que me lea que puedo decir alguna burrada o tontería por desconocimiento o ignorancia, pero no por maldad.

Me hablas por un lado de plano deportivo (el de los últimos 20 años) y de plano extradeportivo.

Estos dos planos yo creo que al tiempo que nos remontamos (los últimos 20 años) no pueden separarse. Deben de ir juntos de la mano. Porque Gil que se supone debía estar sólo en el plano extradeportivo acaparaba también el protagonismo en el plano deportivo. Contrataba y despedía a entrenadores como le daba la gana, y seguro que fichó a más de un jugador sin haberlo visto jugar, como a Radek Bjbel, que ni sabía como se llamaba. Así que en ese sentido te doy la razón. En los últimos 20 años lo que más ha pesado en el Atlético ha sido el Gilismo.

Pero es que: 1) El Gilismo por sí sólo no creo que sea motivo suficiente para el fracaso, y 2) creo que habría remontarse a mucho antes.

Me explico:

1) Con Gil se consiguió un doblete (y supongo que la Copa del 92). Luego Gil no garantiza sólo el fracaso. Con Gil también se podía ganar. Se vió que se podía ganar. Y tener un nefasto dirigente que se involucra en los temas deportivos no es motivo suficiente para fracasar año tras año. Ahí tienes por ejemplo a Ramon Calderón. Estarás conmigo en que es de los peores presidentes no ya del Real Madrid sino de la historia del fútbol español. Y con él se ganó dos ligas. Al final resulta que el fútbol es de los futbolistas.

2) Te he entendido como que el Gilismo impuso el término pupas... y eso dicen viene de antes (del año 74). Estoy de acuerdo con el fondo de tu explicación (el atlético debe quitarse cuanto antes el espíritu derrotista)... pero esa explicación se remonta a antes del Gilismo. El espíritu derrotista no lo impuso Gil. Digamos que lo prolongó.

Con esto quiero decir que, no digo que el Gilismo no haya hecho daño al Atlético de Madrid, o que no sea una causa de los males, incluso no digo que no sea la principal causa... pero lo que digo es que no es la única. Tal vez el Gilismo sea sólo la punta del iceberg ¿no? Bueno, supongo que tú lo sabrás mejor yo.

Por eso digo que cuando un atlético dice que los males del Atlético son "El Gilismo", es simplificar mucho. Gil tal vez (así lo veo yo) sólo contribuyó a prolongar un problema que ya venía de atrás.

Un abrazo y un placer debatir.

pablo dijo...

@ luisi

Tienes razón en cuanto a que el Atleti ya había perdido gran parte de su grandeza antes de la era Gil. En los últimos años de Vicente Calderón el equipo se vió inverso en una crisis económica acuciante y tuvo que renunciar a grandes fichajes, pero tuvieron la gran idea de buscar a gente de casa. El Atleti de mi infancia no ganó ligas, pero jugó finales de Copa y de Recopa y, sobre todo, si la imposición de jugar la Champions los cuatro primeros se hubiese impuesto mucho antes, el Atleti hubiese jugado la Copa de Europa seis veces desde el 76, año en el que yo nací, hasta el 87, año en el que llegó Gil.
Es posible que aquel Atleti pre Gil ya no fuese un aspirante a la liga, quizá lo hubiese llegado a ser con el tiempo, quien sabe, lo que sí tengo claro es que desde un tiempo a esta parte (especialmente desde el descenso, algo por cierto, que no había ocurrido en 60 años) al equipo que yo conocí se le ha olvidado competir.
Por cierto, hablas de Ramón Calderón. No te voy a negar su malísima gestión, un desastre total, pero te cambio los fichajes de Robben, Higuain, Pepe y Gago (por citarte algunos), por Pernía, Mista, Perea y Pato Sosa (por citarte otros).

Un abrazo.

futbollium dijo...

Es cierto que el Atletico se crece contra el Barça pero contra el Madrid en el Bernabeu casi siempre le recuerdo grandes partidos aunque luego le faltara rematar los choques y eso pesaba mucho en su contra .

Un saludo

josé sellés dijo...

Hola, la verdad es que el Atlético el domingo se opuso a todos los problemas del Barcelona.
¿Qué pronostícas para el partido ante el Real Madrid?
Por favor contéstame en mi blog,
futbol-chicks.blogspot.com
GRACIAS

atletista sin solución dijo...

Así es, amigo. Evidentemente es difícil jugar con tanta intensidad toda la temporada, pero ni tanto ni tan calvo como lo ha hecho durante los últimos dos meses.

El partido del domingo contra el Barça nos da alegría y esperanza. Esperemos que no nos defrauden. De momento disfrutaré toda la semanita.

Saludos.

miguel diaz dijo...

Joé, Pablo

No nos bajes de la nube tan pronto, dejanos seguir relamiéndonos hasta el viernes por lo menos.

De acuerdo con las estadísticas, cada vez está más cerca el día que el Atleti se lleve puesto al Madrid en el Bernabeu. Nada es eterno, ni el Barça podía seguir sumando sin pestañear, ni el Madrid debe seguir gananando cual Milán de Sacchi se tratara, cuando lo que es es un equipito apañadito.

Peores Atletis y mejores Madrides se han enfrentado y nos los hemos llevado puestos.

un abrazo. miguel

Carlos dijo...

La verdad es que el artículo da en el clavo en mi humilde opinión. Ni un partido ni un derby deben justificar una temporada.

Pero es mucho peor ver s los equipos jugar bien unos partidos y mal otros porque significa que no es un problema de calidad sino de actitud. El jugador del atletico se ve por supuesto imbuido de cierto espíritu, no perdedor pero si conformista.

De la misma manera que un Madrid con poca calidad y mal fútbol ´ha ganado las dos últimas ligas porque es un club históricamente ganador.

Él entorno efectivamente es fundamental, y no es lo mismo tener un prsidente que siga que se aspira a todo que uno que se conforme con el cuarto puesto.

Dicho lo cuál, el Madrid lo puede pasar muy mal ante el Atletico con esos delanteros y sin Pepe.Ahí va mi pronóstico 2-2

fernando dijo...

El mal del Atlético es el gilismo y su continuación en forma de Cerezo y Gil Marín. Ellos han llevado al club a la peor situación de su historia. Quién no lo vea así es porque le interesa esta situación o es un ignorante de la historia del At.Madrid. Un abrazo.

fernando dijo...

El mal del Atlético es el gilismo y su continuación en forma de Cerezo y Gil Marín. Ellos han llevado al club a la peor situación de su historia. Quién no lo vea así es porque le interesa esta situación o es un ignorante de la historia del At.Madrid. Un abrazo.

fernando dijo...

El mal del Atlético es el gilismo y su continuación en forma de Cerezo y Gil Marín. Ellos han llevado al club a la peor situación de su historia. Quién no lo vea así es porque le interesa esta situación o es un ignorante de la historia del At.Madrid. Un abrazo.