jueves, 10 de mayo de 2007

Triunfar sin haber ganado nada (todavía)


¿El reconocimiento lo otorga el éxito o el empeño por conseguirlo? Para los resultadistas, embaucados por el destello del logro final pero ajenos totalmente a la esencia del intento, la verdad de toda conquista reside en aquella frase que circula de boca en boca y que se olvida completamente de las dificultades de la guerra; "la historia la escriben los vencedores".

Para mí, más acostumbrado a dejarme conquistar con fútbol que con celebraciones, el éxito reside en venir desde abajo y plantearle al mundo que se puede jugar bien al fútbol y luchar por todo sin necesidad de llamarse Real Madrid o Fútbol Club Barcelona. Por ello, y a pesar de que aún está a tiempo de perder la última batalla en cada uno de sus frentes, considero al Sevilla como el gran triunfador de la una temporada que poco a poco se va cerrando y nos va dejando su lista de ilustres campeones.

Para los equipos de medio presupuesto y carentes de urgencias históricas, los principios de temporada suelen servir para sembrar sus objetivos y los meses de junio sirven para calibrar la recompensa del esfuerzo. Nadie en Sevilla pudo imaginar, cuando el verano pasado se apresuraba a anunciarnos sorpresas, promesas y otras fábulas, que el equipo iba a jugar todos los partidos posibles esta temporada.

Para los grandes, acostumbrados a vivir en la opulencia que genera la magia de sus estrellas, el Sevilla ha supuesto un molesto grano en mitad de su frente que les ha impedido lucir ante el mundo su cartel de favorito sin intromisiones. Para los más humildes, el Sevilla se ha convertido en un ejemplo a seguir, en el resultado perfecto de una ecuación que comenzó a resolverse en las calderas de la segunda división.

En mitad de la tempestad decidieron apostar por la calma. Cuando las heridas amenazaban a tomar el color de la gangrena, lamieron sus costras con los recursos de su cantera. Cuando la necesidad dio tres golpes en su puerta se vieron obligados a vender a sus mejores jugadores. Y cuando las apuestas comenzaron a situarles en el lugar reservado a los perdedores, resurgieron de sus cenizas invirtiendo su trabajo en el lugar más seguro: el criterio.

El Sevilla de hoy es el resultado de un proyecto macerado y de una conducción prudente y constante. Juande sabe qué pueden dar sus jugadores y los jugadores saben lo que quiere Juande. Todos saben lo que quiere media ciudad y la media ciudad ya tiene calmada su sed porque saben que en muchas peores se han visto. Su equipo jugará dos finales y peleará la liga hasta el final con Barcelona y Real Madrid ¿Se debe pedir más?

5 comentarios:

Juan Ramón dijo...

Totalmente de acuerdo Pablo.El Sevilla,independientemente del resultado final de la temporada ya ha triunfado.Són équipos como este cada temporada,en su una realidad más que constrastada los que hacen que en nuestra liga hoy día pueda devatirse aún si estamos entre las dós o trés mejores de Europa.Espero por el bíen del futbol que el Sevilla tenga un justísimo premio al trabajo realizado,o mejor dicho un buén final de fiesta por que los deberes los ha hecho con creces.

zaragocista dijo...

Sísi, muy acertada tu lectura Pablo.

El Sevilla ya ha ganado, y todo lo que venga en adelante, pues mejor. Pero este Sevilla está reeescribiendo su historia a pasos agigantados, saltándose escalas, y yendo directamente a por el pastel.



Saludos y buen post.

Carlos dijo...

Muy buen post!
Tienes toda la razón, y mira que me duele que soy bético pero el Sevilla, aunque no gane ningún título será campeón de todas formas.

PD: Me gustaría ponerme en contacto contígo para proponerte una cosa, espero tu respuesta.

(Soy Seeker, el de http://futboldecarlos.blogspot.com)

Nicolás Ribas dijo...

Un post acertadísimo.

Son los que más se merecen la Liga, aunque reconozco que me caen muy mal no creo que fuera justo que se quedaran en blanco, veremos qué hacen en Copa y Uefa, ya están en las finales, la Liga la tienen difícil.

Un saludo Pablo, te añado a mis links. ;)
www.apasionadosporelfutbol.blogspot.com

Alvaro Cabrera dijo...

Saludos desde Uruguay, excelente Página.
Te agrego a los links de mi blog, espero que hagas lo mismo.

http://blogcarbonero.blogspot.com