lunes, 29 de marzo de 2010

Reivindicaciones de "Premier" nivel

Al Dios del fútbol le gusta bendecir el pie de sus elegidos. Solamente así se explica que tipos que se ven obligados a representar una y otra vez la función para ser debidamente reconocidos, ofrezcan de vez en cuando y en ocasiones muy a menudo, actos de obra épica con los que pasan, por derecho propio, a la memoria legendaria de aquel glotón tan selectivo que es el aficionado.

El sábado, cuando algunos aún rendían cuentas por los tropiezos más recientes y los más maquiavélicos echaban cálculos esperando que fuese la tarde del derrumbe definitivo del Chelsea de Ancelotti, el capitán Frank Lampard tomó el timón y gritó al mundo hasta en cuatro ocasiones que la derrota no es algo que se regala sino que se vende y en ocasiones a un precio muy caro. Midió el sudor y derrochó el alma para aniquilar a uno de esos equipos que, por vivir en el limbo de la grandeza, siempre tienen patente de confianza. El Villa llegó a Stamford Bridge con la lección del City bien aprendida y se marchó como un siete en el recuerdo después de probar la furia de un tipo que jamás jugó para perder.



Y el domingo, cuando algunos comenzaban a afilar sus uñas para hincar la carne y arrojar la sangre del Liverpool, Fernando Torres controló un balón junto a la línea de cal que delimitaba el flanco izquierdo del ataque de su equipo, avanzó con la mirada puesta en un único objetivo y alcanzó el lateral del área con un particular hilo de sangre reflejado en cada uno de sus ojos. Del golpeo, el vuelo del balón y el golazo hay poco que explicar y mucho que aplaudir. Fue la enésima redención de un tipo que se ve obligado a reinventarse en cada partido, un niño que se hizo hombre a la sombra de un estadio que le adora, un delantero que debe vivir a diario con mil estigmas y que cada vez que salta al campo es para demostrarle al mundo que quien quiera seguir haciendo esas listas de los mejores delanteros del mundo, debe seguir contando con él.

5 comentarios:

Jorge-George Olmos dijo...

Lo del Chelsea de Carletto me sorprendio, ya que ni yo ni muchos podrían imaginar una goleada así, Lampard estuvo grandioso pero el estado de forma de Malouda esta siendo buenisimo.

Y del Liverpool como puse en mi blog creo que ha sido la mejor primera parte que le he visto está temporada y el gol de Fernando pues una maravilla, 18 en 21 partidos alguien da más

Un saludo crack como siempre genial tu blog

Atletico-Liverpool

The Kid Torres

FI dijo...

Muy buena reseña, y la lucha por los primeros puestos en liga está muy dura.

Gran actuación de Lampard, se la rifó como dicen en México, con sus cuatro pepinos.

Kalata dijo...

la verdad que la premier esta apasionante, y la semana que viene manchester vs Chelsea.

Totalmente deacuerdo con lo de Malouda esta que se sale.

Un saludo desde:http://carrildel8.blogspot.com/

Por cierto, si te interesa el intercambio de links comentame.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

El 7-1 del Chelsea fue impresionante. No es normal que un partido entre dos equipo de la zona alta acabe así.

Torres va a más. Lleva cifras de Bota de Oro sino fuera porque se ha perdido más de dos meses de competición. un abrazo.

entradas f1 dijo...

Las lesiones son una putada. Cristiano también estaría en números de Bota de Oro si no fuese por la lesión.